12

almendra mollar

Almendra Mollar con Cáscara

Deliciosa almendra muy apreciada por su dulzura. Tostada con cáscara ofrece un sabor único.

ALMENDRA MOLLAR

Producción

Mollar es una de las variedades de almendra más típicas y singulares del Mediterráneo. El fruto es característico por tener la cáscara blanda. Cultivamos este almendro mayoritariamente en secano en el Valle del Río Canaletes y alrededores. Su recolección es temprana, durante el mes de agosto, y totalmente artesanal. Una vez cosechada se pela, se selecciona a mano y se deja al sol durante unos días para conseguir un punto de secado óptimo.

Presentación

Malla de 500 gramos.

Cartel de las sugerencias para la almendra mollar

La mejor manera de disfrutar de este fruto seco es tostarlo entero, con cáscara.

El tostado óptimo en un horno doméstico se consigue a una temperatura de 100º C durante un tiempo de cocción de 90 a 100 minutos. Recomendamos hacerlo en la rejilla del horno poniendo las almendras encima de una capa de papel de horno.

Se debe evitar que las almendras queden apiladas o muy juntas. Después del tostado deben dejarse enfriar a temperatura ambiente.

El tostado adecuado se aprecia cuando la cáscara se rompe con mayor facilidad y la almendra tiene un punto crujiente.

Por su dulzura también es una almendra que se puede utilizar en crudo para elaborar dulces y postres. Dado que es un producto natural puede salir algún fruto defectuoso